Suesa Sostenible

Suesa Sostenible

El respeto del planeta es fundamental para los integrantes de SUESA. Nuestro sistema de gestión integral cuenta con el certificado ISO 14001 desde enero de 2004. Cada año determinamos objetivos e indicadores medioambientales significativos, establecemos planes de control tanto de residuos como de consumos y realizamos el seguimiento periódico de los mismos.

Alineados con un modelo que favorezca la transición energética, en SUESA hemos instalado paneles solares en nuestros pabellones con el fin de obtener por medios sostenibles buena parte de la energía necesaria para llevar a cabo nuestra actividad. También procuramos reducir la huella de carbono del transporte apostando en la medida de lo posible por proveedores locales.

Asimismo, SUESA fomenta la toma de conciencia de sus trabajadores formando en cuestiones medioambientales y haciéndoles partícipes de su compromiso.

Te animamos a unir fuerzas en favor de la naturaleza, para lo que deseamos compartir unos sencillos consejos para lograrlo.

Usa bicicleta, transporte público o comparte el coche cuando lo utilices.

Elige productos que no estén envasados en plástico y recicla o reutiliza los envases.

Elige productos elaborados localmente y de temporada. De esta manera se reduce el consumo de combustibles empleados para su transporte.

Sé un consumidor responsable. Consume sólo lo que necesitas y agota la vida útil de los productos. Es decir, cuando vayas a tirar algo a la basura pregúntate si se puede reutilizar, reciclar o reparar. Y recuerda que los desechos orgánicos también se pueden reciclar convirtiéndolos en compostaje.

Utiliza bolsas reutilizables en lugar de plástico.

Apaga las luces que no utilices. Aprovecha la luz solar el máximo tiempo posible abriendo ventanas y utiliza colores claros en las paredes.

Desconecta los aparatos eléctricos cuando no los estés usando. Algunos de ellos, como el televisor, siguen gastando energía cuando están en reposo.

Ahorra agua. Dúchate en lugar de bañarte y procura que el tiempo de la ducha sea inferior a cinco minutos. Cierra el grifo cuando te estés lavando los dientes y mete los platos en el lavavajillas, si lo tienes, en lugar de lavarlos a mano.

La temperatura ideal en casa es de 20 grados en invierno y entre 22 y 25 en verano. No gastes energía de más en calefacción o en aire acondicionado.

Evita usar pilas y, si no te queda más remedio, que sean recargables.

SUESA

Una empresa en evolución constante que mira hacia el futuro

¡Llámenos!

idiomas